miércoles, 19 de marzo de 2008

A PROPOSITO DE SOLIDARIDAD



Las huelgas de los salmoneros y El Siglo
A propósito de "solidaridad"

por Manuel Ahumada Lillo

Hemos recibido correos electrónicos de diversas organizaciones sindicales, de la llamada Corriente Sindical Clasista en la CUT, distintos departamentos y dirigentes de esa Central sindical, todos con un mensaje claro y preciso: Nos llaman a solidarizar con la lucha que están dando los trabajadores salmoneros.

Nosotros, y de seguro también otras organizaciones, hemos hecho llegar nuestro aporte y difundimos permanentemente las noticias que de ése y otros conflictos que nos llegan. Son tratadas en nuestros programas de radio y difundidas a través de la página web. Creemos y practicamos la solidaridad sin exclusiones ni discriminación. Todo aquel que lucha por los derechos de los trabajadores debe ser apoyado, sin ninguna condición previa. Por eso molesta e indigna la nula reacción de la CUT y demás remitentes de correos, respecto a otro conflicto de trabajadores, conflicto que a éstas alturas parece ser "una piedra caliente" que nadie quiere tener entre sus manos.

Me refiero al conflicto de los trabajadores del semanario El Siglo, quienes completan 170 días en huelga y pareciera que su drama no preocupa a nadie. No hay peticiones ni demostraciones activas de solidaridad, ni se denuncia el hecho ante los medios de comunicación. Es más, se ha llegado hasta el absurdo de descalificar las opiniones que públicamente entregamos sobre este caso, acusándonos de anticomunistas. Queda la impresión que nadie "quiere quemarse" o ganarse un conflicto con estos particulares empresarios, quienes incluso llevaron el caso de sus trabajadores a la Corte Suprema, para impedir la organización y la negociación colectiva.

Sé de dirigentes de distintos gremios que han expresado su apoyo a los huelguistas, así como lo han hecho militantes del PC y de otros movimientos y partidos llamados de izquierda. Bueno, no es suficiente, y ya va siendo hora que se utilicen todos los vínculos y contactos con éstos insensibles patrones para buscar una solución al conflicto. Hay que preparar un gran acto de solidaridad con música y discursos para que derrotemos la insensibilidad y mostremos a los trabajadores que cuando hay unión no se pierden las luchas, sin descuidar por cierto las muestras de solidaridad diarias, el contacto, la visita a los huelguistas, la compra del semanario "El Siglo en Huelga", única fuente de ingresos para los trabajadores en ya casi 6 meses de conflicto.

Otro hecho que no ha recibido hasta ahora muestra alguna de preocupación, es el relativo a la estúpida y absurda vigilancia policial a la que fue sometida nuestra sede social este 8 de Marzo, por parte de Carabineros.

Lo denunciamos a las autoridades y hasta ahora no hemos recibido ni siquiera acuso de recibo de la Presidenta, ni de los Ministros del Interior y del Trabajo. Es más, a principios de la semana pasada el responsable de la Segunda Comisaría, Mayor Néstor Ruiz, llamó al presidente de la CGT para comunicarle que por correo electrónico respondería a nuestra consulta de por qué y quién "había ordenado la vigilancia a nuestras instalaciones". Sin embargo, hasta hoy esa respuesta no ha llegado.

Es cierto, les pasa a muchos. Es cuestión de todos los días. Pero, ¿se perdió la capacidad de expresar el repudio a estas acciones habituales de la policía?.

Ayer fuimos nosotros, y mañana cuando se vuelvan a allanar sedes, se acuse a los dirigentes y nadie reaccione, ¿de quién será la culpa?.

Así como es grave, muy grave, que se ignore y oculte la huelga de los trabajadores de El Siglo, también lo es que en forma impune la policía vigile los lugares de reunión de organizaciones sindicales y sociales y genere preocupación y malestar entre quienes concurren a ellas.

No es posible que las autoridades ignoren los hechos y menos que quienes pudiendo levantar la voz para rechazar estas prácticas de la dictadura que nunca han terminado de aplicarse, guarden silencio y hagan como si las cosas no estuvieran sucediendo.

Aunque a algunos les moleste lo volvemos a decir: La huelga de los trabajadores y la vigilancia a la sede sindical tiene el mismo interés para nosotros que el conflicto de los mapuches, la represión a los deudores habitacionales o cualquier hecho que atente contra los derechos humanos, que tanto demandamos se cumplan. SOLIDARIDAD CON TODOS, SIN EXCLUSIÓN NI DISCRIMINACIÓN.

(*) Presidente CGT MOSICAM

-------------------------------------------------------------------------------------------------

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Chile donde las instituciones funcionan para la patronal y el estado, donde toda la mentira es transformada en verdad y la verdad en mentira, a lo menos resulta curioso que en el interior de la cut-(Central (supuestamente) Unitaria de Trabajadores) existan quienes se auto definen de clasistas, en una organización al servicio del estado y la patronal, donde la cut llegan los trabajadores pierden, así nos muestran los hechos en la concreta.

Daniel Quilaipan Lorca


1 comentario:

Anónimo dijo...

See here or here